martes, 27 de octubre de 2015

Neuschwanstein: un cuento de hadas

Cerca de Füssen, en el corazón de Baviera, encontré el castillo de Neuschwanstein. Conocido por ser el edificio más fotografiado de Alemania y por las historias que acompañan al Rey que lo mandó construir, Luis II de Baviera; Neuschwanstein es el símbolo de la fantasía románica, de los castillos medievales y de los delirios de un Rey preocupado más por sus caprichos que por su propio pueblo.
Llegué a Hohenschwangau, la última población a la que se puede acceder en coche para visitar el castillo. Las opciones desde aquí son subir andando, en un autobús o en un carro tirado por caballos. Ya se podía ver el majestuoso castillo acompañado por otros más pequeños que también fueron habitados por Luis II, como el de Hohenschwangau. Para acceder al interior del castillo es necesaria la compra de la entrada, disponible únicamente en las taquillas que se encuentran al pie de la montaña del castillo. Es posible hacer una reserva anticipada, ver los horarios y contacto en la Página de Neuschwanstein.
No sé si eran sus altas torres, su color blanco o los recuerdos que evocaba lo que hacía que todos los turistas subiéramos en silencio hasta las puertas de Neuschwanstein. En un momento dado oí que alguien dijo que Neuschwanstein había sido la base para la creación del castillo de Disney.


Para lograr la vista de la imagen es recomendable subir un poco más hasta el Puente de María (Marienbrücke), que se encuentra enfrente del castillo a una distancia prudencial para poder realizar magníficas fotografías.
Una vez dentro de Neuschwanstein contemplé las impresionantes salas, salones y alcobas en las que habitó Luis II de Baviera. Casi todas están dedicadas al compositor Wagner, al que el Rey prácticamente idolatraba.
Recomiendo muchísimo la visita a Neuschwanstein, ya que creo que todo el mundo debería verlo. Es uno de los castillos más bonitos del mundo (según varias revistas de cultura y viajes) y un edificio majestuoso y bien cuidado. No dudéis en hacer las maletas para recorrer los paisajes de Baviera y llegar hasta las puertas de este imponente castillo. ¡Vive viajando, viaja soñando!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada